La decisión

La decisióndestacada-2

A los 14 años probé el primer cigarrillo de lo que serían 11 años de adicción. Solía repetirme “cuando encuentre mi primer trabajo, dejaré de fumar”, pero realmente no apostaba un duro por mí.

Nunca antes lo había intentado, ni tan siquiera me lo había planteado. Un día alguien me dijo:

– Me gustaría que dejásemos de fumar.- Me lo dijo con una dulzura tremenda, con esa mirada llena de entusiasmo y confianza y ese compromiso de acompañarme en el camino.

– Lo intentaré- tuve que responder. No sabía por qué había dicho eso, pero en ese momento entendí que, por ella, lo haría. Porque igual no quería dejarlo, pero sí que quería arañar al reloj los minutos que cada cigarro le estaba robando a mi vida.

Así que fijé una fecha y tracé un plan. 28 de enero: resurgir de las cenizas.

Me quedaba un mes por delante, así que decidí analizar mis hábitos para que el día elegido fuera un éxito.

Durante los días siguientes probé a suprimir arbitrariamente cigarrillos “imprescindibles”: el de después de comer, el de las copas, el primero del día, el último,… Y no era tan insoportable como siempre me había imaginado.

reloj 2.png

Recuerdo la noche del 27 de enero. Estaba con mis amigos, y al día siguiente salía de viaje antes del amanecer.

Poco antes de irme a casa, tiré mi “kit de fumadora”: mechero, tabaco, boquillas y papel, pues por aquel entonces fumaba tabaco de liar. Saqué hasta el cenicero del coche.

Esa noche mis amigos me despidieron con bromas sobre si sería o no capaz…

pies-2

Y sin darme cuenta, ya llevaba dos días completos sin fumar. ¡Dos increíbles días! Y no me había costado nada. Fue entonces cuando comprendí que lo difícil no era dejarlo, sino tomar la decisión.

Y entendí de que aquello de “cuando encuentre mi primer trabajo” sólo era una excusa para no dejarlo, pues ni siquiera andaba buscando trabajo. Y es que al final todos nos engañamos así: cuando esté más relajado, cuando me vayan mejor las cosas, cuando solucione este problema,… ¿Cuándo?

¿Cuándo

vas

a tomar

la decisión

de relajarte,

de mejorar las cosas

o de solucionar tus problemas?

Date cuenta de que al final todo se resume en implicarte en tu propia vida y dejar de poner excusas.

Así es como conseguí DECIDIR dejar de fumar. Dejarlo, ya veis, fue fácil, fue solo.

Y tú, ¿te atreves?

final-2

Si tú también quieres dar el paso, en Corporación Dental te lo ponemos fácil para empezar. Ven a tu clínica de confianza y comienza a ser libre.

Para pedir cita, haz clic aquí

¿Has dejado de fumar? ¡Cuéntanos tu experiencia y ayúdanos a ayudar!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s