¿Para qué sirven las muelas del juicio?

1.jpg

Las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares o cordales suelen aparecer entre los 16 y los 20 años, pudiendo incluso no hacerlo nunca. En algunas ocasiones no aparecen todas, apareciendo solo algunas de ellas.

Tenemos 4 muelas del juicio, una por cuadrante bucal, situadas en la última posición, detrás de los segundos molares.

En ocasiones podemos tener ausencia de una, dos, tres e incluso las cuatro.

¿Por qué las tenemos?

Los antepasados de la raza humana, hace millones de años, tenían unas mandíbulas muy desarrolladas teniendo suficiente espacio libre para desarrollarlas.

Con el paso del tiempo, el hombre actual tiende a suavizar sus rasgos faciales, teniendo unas mandíbulas más pequeñas y totalmente desarrolladas,  con el suficiente espacio para dar cabida a estos terceros molares

Al ser los últimos en erupcionar, con frecuencia la boca no tiene suficiente espacio libre.

Cuando eso ocurre las muelas quedan realineadas (apiladas sobre los segundos molares). Esto puede provocar dolor e irritación de la zona.

Captura-de-pantalla-2012-01-23-a-las-23.30.29.png

¿Para qué sirven?

En caso de que se haya perdido el segundo molar, el tercer molar se desplaza de manera aceptable ocupando y realizando la función del segundo molar.

A excepción de este caso, no sirven para nada.

Descubre más sobre las muelas del juicio en este vídeo:

 

JULIA REVUELTAS.png

(Licenciada en Odontología y Máster GESTOMA)

Su amplia experiencia y profesionalidad van unidas a una persona muy simpática y alegre, básicos en la labor que realiza.

Anuncios