4 ingredientes para llenar tu hogar de sonrisas

¿No consigues que tus pequeños se laven los dientes? ¿Se te hace cuesta arriba llevarlos al dentista?

Si les has enseñado a lavarse los dientes y usar el hilo dental, y les has contado que hay que ir al dentista, aún te falta lo más importante: la motivación.

Hoy te damos 4 ingredientes para motivar a los pequeños de la casa:

bigstock-Cute-girl-cleaning-teeth-by-fl-163600881.jpg

  1. Enséñales la importancia de mantener la higiene dental:

Cuando cuidan su higiene, no sólo se lavan los dientes, sino que obtienen otros beneficios: una boca fresca, la sensación de ligereza, una bonita sonrisa. Además ayudan a evitar la aparición de caries.

Es más fácil ponerlos de tu lado enseñándoles las ventajas, en lugar de “porque sí” o “porque hay que hacerlo”

1.jpg

 

  1. Enséñales que la higiene dental puede ser algo divertido:

Cepillarse los dientes es una actividad que puede resultar monótona y aburrida, por eso podemos buscar juegos para darle un toque divertido. Te dejamos algunos ejemplos:

  • La carrera al revés: a ver quién aguanta más tiempo cepillándose los dientes
  • Fiesta de la espuma: quien haga más espuma con la misma cantidad de pasta de dientes, gana
  • Baila durante el cepillado: una canción puede marcar un tiempo de cepillado idóneo. Elige una que les guste, y ponla mientras os cepilláis
  • Inventa tu propia canción: inventa una canción con la que puedas repasar una a una las partes de la boca que debemos cepillar y cántala mientras se cepillan.

preventive_care_teeth_cleaning_children_pediatric_dentist_dental_visit_child-640x260.jpg

  1. Enséñales que el dentista es su amigo:

El dentista suele ser una figura que provoca miedo a grandes y pequeños, y debemos entender que esta creencia es totalmente equivocada. El dentista es esa persona que va a comprobar el estado de tu salud dental y si hay algo fuera de lugar, va a volcar en ti sus conocimientos y profesionalidad para solucionarlo.

AdobeStock_113351925.jpeg

  1. Sé un ejemplo para ellos:

Como ya sabes y hemos visto en los apartados anteriores, la principal misión de los padres es enseñar a los hijos, y qué mejor forma que hacerlo mediante el ejemplo.

Cepíllate los dientes con ellos, acompáñales a su revisión dental y hazte la tuya. Ya sabes, sin miedo. ¡Así les enseñarás que no hay nada que temer!

Así que apúntate estos 4 consejos, aplícalos desde hoy y llena tu hogar de sonrisas.

Y si aún no habéis acudido a revisión este año, recuerda que estamos en plena Campaña Infantil de Prevención de Caries. Tu revisión completa y la de tus hijos sin coste alguno en Corporación Dental.

¡Descubre más o pide tu cita!

PULSA AQUÍ PARA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s