Razones absurdas para dejar de fumar

Hace 3 semanas que venimos contándote nuestra experiencia personal sobre cómo decidimos y cómo conseguimos dejar de fumar, y a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que lo más importante es tener una razón de peso.

Acepto

Empecé a fumar con 11 años. Me llamó la atención probarlo y, aunque al principio no me gustó, reconozco que pronto empecé a fumar por gusto. Vi que calmaba mi ansiedad por comer, y así me mantenía delgada. Además, tampoco era tan malo, yo no fumaba muy seguido. Prácticamente sólo fumaba cuando estaba con mis amigos, y siempre a escondidas de mis padres.